21 de mayo de 2015

Amar más, amar mejor. Coral Herrera en Revista Mente Sana


Amar más, amar mejor 

El amor en la posmodernidad se ha convertido en una utopía emocional de corte individualista que nos ofrece paraísos personalizados, hechos a nuestra medida. Hoy, bajo el lema del “sálvese quien pueda”, cada cual busca la solución a sus problemas: el romanticismo posmoderno nos seduce con la idea de que el amor nos salvará. De la soledad, de la pobreza, de la rutina, del aburrimiento, de nosotros mismos...

El Romanticismo surgió paralelamente al nacimiento de la burguesía y sus valores individualistas. Sublimó el mundo de los sentimientos y las emociones, y mitificó el amor como la quintaesencia de la felicidad. Las principales consumidoras de las historias de amor fueron las mujeres de clase media y alta, que comenzaron a rechazar los matrimonios concertados y su condición de objeto de intercambio entre las familias. Para muchas de ellas, el amor romántico se convirtió en una vía para liberarse del control y la vigilancia a la que vivían sometidas en casa de sus padres, por eso las jóvenes se rebelaron contra la ley del pater y reivindicaron su derecho a elegir libremente a la persona con la que compartirían su vida.

A finales del siglos XIX, los finales felices se pusieron de moda: el mito del matrimonio por amor sedujo a miles de mujeres, y el rito nupcial se convirtió en el evento social más importante: las bodas pasaron a ser el símbolo de la culminación del amor. Ya en el siglo XX, la industria cinematográfica de Hollywood nos regaló cientos de finales felices en los que las mujeres se salvaban gracias al amor. 

La globalización expandió este modelo romántico por todo el planeta: Disney es un ejemplo de esta industria romántica que nos sedujo (y nos sigue seduciendo) con las historias de muchachas tristes y pobres que son rescatadas por príncipes azules. Un ejemplo es Cenicienta, que estaba harta de limpiar la chimenea y de los trabajos forzados a los que le sometía su madrastra, o Blancanieves, que también estaba harta de cocinar y limpiar para los siete enanitos… a ambas les salvó el amor.  

La televisión también nos ofrece finales felices de princesas y príncipes europeos de carne y hueso, cuyas bodas son vistas en todo el planeta por millones de personas. En nuestro país, la Reina Letizia es la encarnación de este mito romántico: ella era una periodista y gracias a su matrimonio con Felipe, se salvó del desempleo que ha dejado a miles de mujeres periodistas sin trabajo y se convirtió en Princesa de Asturias.

En todos los cuentos que nos cuentan, se idealiza a la pareja como la salvación: para salir de situaciones precarias o difíciles, para salir de la casa familiar, para evitar la soledad, para escapar de una realidad que no nos gusta, para asegurarnos una fuente de recursos estable, para alcanzar la felicidad eterna. Sin embargo, las promesas del amor son solo eso: promesas. Cuanto más mitificamos el romanticismo, más duro es el choque con la realidad: los habitantes de la posmodernidad vivimos inmersos en profundas contradicciones que nos hacen sufrir mucho y que condicionan enormemente nuestras formas de relacionarnos.

Necesitamos sentirnos libres y amamos nuestras independencia, pero también necesitamos compañía y afectos. Huimos de la soledad, pero defendemos a capa y espada nuestros espacios y tiempos para desarrollar nuestros proyectos personales. Nos gustaría encontrar a nuestra media naranja y ser felices para siempre, pero cuando todo va bien, nos aburrimos. Nos casamos y nos divorciamos, nos ilusionamos y nos decepcionamos, renegamos del romanticismo hasta que volvemos a enamorarnos de nuevo, y así hasta el infinito.

Otra contradicción del romanticismo posmoderno radica en la igualdad: queremos tener relaciones bonitas, equilibradas, y duraderas, pero todas ellas están atravesadas por las normas no escritas del capitalismo y el patriarcado.  Anhelamos tener compañeros y compañeras con los que compartir la vida, pero construimos nuestras relaciones bajo estructuras de dependencia mutua.

Pensamos en el amor desde la libertad, pero seguimos considerándonos dueños de las personas a las que amamos. La exclusividad y la propiedad privada limitan nuestra libertad para amar, pero generalmente limitan más a las mujeres que a los hombres. Nos juramos fidelidad en las bodas, pero los moteles están llenos de parejas de adúlteros escapando de los sinsabores del matrimonio.

Las sociedades posmodernas han experimentado grandes avances en el camino hacia la igualdad a través de leyes que protegen los derechos y libertades de las mujeres, pero seguimos inmersas en estructuras emocionales patriarcales. Nuestras democracias nos hacen creer que todos somos iguales, pero muchos  hombres siguen aún aferrados a sus privilegios de género y a la doble moral que les absuelve de sus “pecados”. Algunas mujeres nos creemos muy modernas y transgresoras, pero nos seguimos casando vestidas de princesas medievales.

 Muchas mujeres abrazamos las tesis del feminismo, pero en nuestras parejas seguimos reproduciendo la división tradicional de roles y cargamos con todo o casi todo el trabajo doméstico, de cuido y crianza, y lo hacemos “por amor”. Para la gran mayoría de las mujeres del planeta, la autonomía económica sigue siendo una utopía aún más inalcanzable que un matrimonio feliz. El poder económico sigue estando en manos de los hombres, lo que sigue fomentando la construcción de relaciones basadas en el interés y la necesidad. La dependencia económica, además, suele ir unida a la dependencia emocional: nos han enseñado que la feminidad y la capacidad de amar son sinónimos, y no parecemos mujeres de verdad si no amamos total e incondicionalmente.

Las mujeres seguimos siendo representadas en la cultura como “buenas” o “malas”, “santas” o “putas”.  Las primeras se casan, las segundas se quedan solas. Esta amenaza es lo que más nos angustia: la soltería femenina sigue estando estigmatizada y se contempla como una desgracia. Incluso para las mujeres que tienen autonomía económica, la gran amenaza que se cierne sobre nuestras cabezas es la soledad. El divorcio se vive como un fracaso, el matrimonio como un éxito, y siempre de fondo, está la soledad que nos come si no encontramos pareja. Y si la encontramos, también podemos sentirnos igual de solos y solas, especialmente cuando nos aislamos en niditos de amor para olvidarnos del mundo.

La necesidad de afecto nos limita para elegir libremente a alguien como pareja, pero también a la hora de romper una relación que no nos hace felices, de modo que no somos tan libres como quisiéramos. Perdemos la fe en el amor, pero buscamos compañía a cualquier precio.
Vivimos en una sociedad muy romántica, pero poco amorosa: hemos sustituido el calor humano del grupo por la búsqueda de esa persona única y especial que cubra todas nuestras necesidades afectivas. Lloramos de emoción en las bodas, pero la tasa de divorcios aumenta sin cesar.

Hemos perdido las redes de afecto y ayuda mutua, pero seguimos creyendo que el amor lo puede todo. Y en lugar de disfrutar de nuestro paraíso, nos dedicamos a sostener luchas de poder incesantes con nuestras parejas. Nos reconciliamos regalando rosas y bailando boleros a la luz de la luna, pero no dejamos de reproducir  las guerras que se libran entre los pueblos en casa.

El reto de la posmodernidad sería poder superar todas estas contradicciones que nos hacen sufrir tanto, y aprender colectivamente a disfrutar más del amor. Para aprender, a querernos bien, nos urge repensar el amor, deconstruirlo, desmitificarlo y liberarlo de las opresiones del capitalismo y el patriarcado.

Tenemos que visibilizar la ideología hegemónica que se esconde detrás de la magia romántica, y comenzar a repensar el amor como una vía para mejorar nuestras vidas, pero no solo las nuestras: el amor puede ser un motor de transformación social o un mecanismo para que todo siga igual. 

Podemos elegir seguir mitificando el amor egoísta e individualista que nos eleva a ratos por encima de este mundo, o construir un amor basado en el bien común que nos haga más felices a todos.
Es fundamental, pues, comenzar a trabajar en la creación de redes de afecto, y solidaridad. Tenemos que liberar al amor de estas estructuras obsoletas que perpetúan la desigualdad entre los sexos, y visibilizar la diversidad sexual y sentimental de nuestro mundo. Tenemos que liberar al amor romántico de los mitos, los roles y los estereotipos tradicionales, y de las contradicciones que nos impiden  construir relaciones igualitarias.

El desafío es enorme, pero también apasionante: en esta época en la que buscamos desesperadamente la felicidad y el bienestar, el reto es que sea para todos. En el camino hacia la construcción de un mundo más amoroso, podríamos contarnos otros cuentos, inventarnos otros romanticismos, construir nuevas formas de querernos. Atrevernos, en fin, a probar otras formas de relacionarnos y organizarnos que nos permitan querernos más, y querernos mejor.

Que falta nos hace.

Coral Herrera Gómez
Mayo 2015






19 de mayo de 2015

Acompañamiento



Asesoría  sentimental, acompañamiento y entrenamiento emocional.
Si deseas  hablar sobre temas relacionados con el amor, las relaciones de pareja, la gestión de las emociones, la construcción de los sentimientos, el placer y la sexualidad, el mundo de los afectos, etc. estas sesiones privadas están pensadas para ti en exclusiva:
  • Si necesitas acompañamiento en tu proceso de enamoramiento. 
  • Si necesitas acompañamiento en tu proceso de desamor, duelo o ruptura. 
  • Si deseas conocerte mejor a ti misma, 
  • Si deseas profundizar en el conocimiento de nuestra  cultura amorosa. 
  • Si necesitas hablar con alguien sobre tus dudas, tus miedos, tus bloqueos, las piedras con las que tropiezas una y otra vez. 
  • Si quieres entrenarte para despatriarcalizar tus emociones, tu deseo, tus fantasías y tus metas. 
  • Si quieres trabajarte lo romántico desde la autocrítica y el humor. 
  • Si quieres adquirir herramientas para poder construir relaciones basadas en el amor, el buen trato y la igualdad.
  • Si tienes ganas de reinventarte, reconstruirte, mejorar, transformar, evolucionar, desaprender y aprender cosas nuevas. 
  • Si quieres entrenarte para sufrir menos y disfrutar más del amor, y de la vida en general.

Vías de acompañamiento:
Presencial (Costa Rica)
Chat
Mail 
Skype

Tú eliges el modo de comunicación y la duración del proceso: tú propones los temas, tú decides el número de sesiones, y la duración de tu proceso de acompañamiento.



Si vives en Costa Rica y quieres acompañamiento presencial, puedes escribirme a:
coralherreragomez@gmail.com

Si estás interesada en el acompañamiento on line, puedes pedir cita e información a Lola de Campus Relatoras, con el Asunto: "Acompañamiento Coral Herrera" en: 
Pasos a seguir:
Paso 1: Pedir cita con Coral en Comunidad Relatoras.
Paso 2: Escribir un mail a Coral explicando cómo te sientes, en qué momento de tu vida te encuentras, qué necesitas trabajar,  y en qué temas necesitas asesoría y acompañamiento.
Paso 3: Cita presencial, chat, mail o Skype con Coral Herrera. Durante las sesiones obtendrás  unas claves para trabajar y tendrás seguimiento en tu proceso en las siguientes sesiones.

Señoras que... en Costa Rica






Sesiones de acompañamiento individual y sesiones de acompañamiento en el grupo: 




Dónde: en Sabanilla, San José, Costa Rica

Horarios: Una vez a la semana, de 7 a 9.30 pm

Sesiones: 4 sesiones al mes

Duración: 10 horas mensuales

Precio: 40 mil colones por mes (4.000c/hora)

Inicio: 17 de junio 2015




Este grupo es para mujeres de Costa Rica que quieran unirse al trabajo que realiza Coral Herrera Gómez en San José con mujeres de todas las edades, profesiones, orientaciones sexuales, creencias, etc. 

Nos reunimos todos los miércoles en Sabanilla con el objetivo de acompañarnos las unas a las otras, compartir los procesos individuales y pensar colectivamente sobre el tema del amor romántico,y la construcción de nuestras emociones y sentimientos.

Cada sesión dura dos horas y media (son diez horas mensuales de trabajo en total), en ellas reflexionamos colectivamente sobre los temas que elegimos para cada semana, hacemos ejercicios y dinámicas de grupo, ponemos en común lo que nos pasa, compartimos experiencias personales, nos 
aconsejamos unas a otras, nos escuchamos y trabajamos el cuerpo a la vez que la mente y las emociones. 

Empezamos el 17 de mayo en Sabanilla, el coste es de 40 mil colones mensuales (cuatro mil colones la hora). También puedes disfrutar de sesiones individuales de acompañamiento personalizadas con Coral Herrera Gómez, 





Si quieres apuntarte al grupo o pedir cita para una sesión individual, puedes escribirme al email: coralherreragom@gmail.com

Si quieres pedir cita para una sesión individual on line (chat, skype, hangout o mail), puedes escribir a Lola: info@relatoras.com



Señoras que... en tu ciudad







Ahora puedes montar tu propio grupo de Señoras en tu barrio, en tu ciudad o en tu pueblo. 

Si quieres juntarte con más mujeres para:

- charlar sobre el amor romántico, 
- poner en común lo que nos pasa,
- compartir lecturas interesantes y recursos sobre el tema del amor
- sentirte acompañada en tu proceso de trabajo personal
- acompañar, escuchar y compartir los procesos de las compañeras
- reflexionar colectivamente sobre el amor romántico

Mándanos un mail a info@relatoras.com y te pondremos en contacto con más Señoras de tu entorno cercano.


Se nos ocurrió la idea porque las alumnas de los talleres Señoras que... dejan de sufrir por amor suelen, a veces, juntarse presencialmente para seguir trabajando juntas, y luego nos mandan fotos, felices de haber traspasado la pantalla. 

Una de nuestras alumnas nos derritió con este mensaje:

"Gracias al curso he sido capaz de poner muchas ideas que de alguna forma ya tenía en orden y de detectar una situación de maltrato en mi última relación de pareja. He dejado de justificarlo y de autoengañarme y he dado el paso de dejarla, algo para lo que hasta hace poco no encontraba el valor. Gracias al curso también he aprendido mucho sobre los machismos ocultos y he reforzado aún más mi pensamiento ecofeminista. Ahora soy capaz además de ver claro que se puede llegar a ser feliz sin tener pareja por más que la mayor parte de la sociedad esté montada para las parejas y las familias tradicionales. Entiendo que una relación de pareja no debería diferenciarse apenas de las relaciones de amistad en cuanto a las expectativas y la convivencia. Pero aunque conozco bien los pasos que tengo que seguir para superar esta ruptura y no volver a caer en esta relación o en cualquier otra con un macho inseguro, acomplejado y prepotente, me falta lo más importante: un sostén de mujeres donde sentirme bien. 

Desde que me divorcié todos mis esfuerzos se orientaron en buscar una pareja perfecta para no sentirme sola y durante estos 8 años he perdido mucho tiempo. Las amigas del alma, esas que me quieren y a las que quiero, viven fuera de Madrid, y lamentablemente por falta de tiempo entre el trabajo y mis hijos, que aún son dependientes,no saco un momento para practicar una actividad en la que tener relaciones o no encuentro esa actividad que me guste y se adapte a mi extraña disponibilidad. Con lo poco que te conozco me das el pálpito de tener una cabeza brillante, de ser una tía que ve un proyecto y lucha por él (prueba de ello es esta maravilla de campus para mujeres), de ser una mujer que sabe de mujeres, de ser alguien para la que nada humano le es ajeno. Por eso quería pedirte que me orientaras para encontrar ese grupo de Señoras reales, no virtuales, al que acudir, al que poder aportar, que sea mi sostén y en el que yo pueda ser sostén de otras. Escritoras, feministas, ecofeministas, simplemente charladoras... Cálidas, acogedoras. ¿Existe algo en Madrid por lo que creas que pueda empezar? ¿Podrías abrirme una puerta?"

A.C.


En la Comunidad Relatoras queremos abriros una y mil puertas, y facilitar que todas las mujeres puedan crear o integrarse en estos grupos, sean o no alumnas de nuestro Campus.

Para hacer un grupo de Señoras, sólo tenéis que: 

- elegir a las coordinadoras, 
- buscar un espacio (un parque, un bar, un centro social, un local, un centro cultural, una casa, etc) , 
- decidir con las compañeras un día semanal y los horarios para reunirse. 
- enviarnos un mail con la info, 

También podéis crear un grupo cerrado en facebook para contactar: crearemos un listado de grupos, de modo que cada una pueda encontrar el grupo más próximo a su localidad.

Así que, si te apetece formar parte de esta aventura, escríbenos y te ayudaremos a encontrar tu grupo más próximo: info@relatoras.com





15 de mayo de 2015

10ª edición del taller "Señoras que dejan de sufrir por amor", de Coral Herrera

  ABIERTA CONVOCATORIA - COMIENZO 10ª EDICIÓN 
15 de junio de 2015 

Conducido por Coral Herrera en Campus Relatoras


Señoras en la playa
.
Comienza: 15 de enero de 2015
Duración: 8 semanas
Horarios: Sin horarios fijos (excepto las 3 sesiones de chat en directo con la coordinadora).
Precio: 100 €

SOBRE EL TALLER 

¿Crees que ha llegado el momento de sufrir menos, y disfrutar más del amor, y de la vida?, ¿deseas adquirir herramientas para aprender a gestionar tus emociones y sentimientos?,  ¿necesitas herramientas para llevar la teoría a la práctica?,  ¿te apetece desmontar, repensar, deconstruir y construir el amor con otras mujeres?, ¿te gustaría trabajártelo para construir relaciones sanas basadas en el placer, el buen trato, la igualdad y el compañerismo?, ¿necesitas hablar del amor, escuchar a otras personas hablar de sus experiencias, compartir puntos de vista, vivencias, ideas, dudas y reflexiones?, ¿te gustaría mejorar tus relaciones sexuales, sentimentales  y afectivas?, ¿necesitas material para tu trabajo y para tu proceso personal?, ¿disfrutas leyendo, debatiendo, escribiendo y aprendiendo cosas nuevas?...bienvenidas a “Señoras que dejan de sufrir por amor”. 

La filosofía del Taller que ha desarrollado Coral Herrera en torno a su investigación sobre el amor se sintetiza en estos tres lemas: “Lo romántico es político”, “Ningún amor es ilegal”, y “Otras formas de quererse son posibles”. Ya son más de doscientas las alumnas que se han unido a esta propuesta de trabajo colectivo en torno a los Estudios sobre el Amor para repensar, analizar, desmontar y ensanchar el concepto de amor y de relación de pareja.

Somos un grupo de mujeres diversas de todas las edades, profesiones, países, orientaciones sexuales que se unen durante 8 intensas semanas para realizar un trabajo individual y colectivo que nos permite conocernos mejor a nosotras mismas, y paralelamente, profundizar en el análisis de nuestra cultura amorosa. En este espacio nos dedicamos a analizar las claves de la construcción sociocultural del amor romántico para comprender mejor la forma en que aprendemos a amar y a relacionarnos, para cuestionar las estructuras de dependencia que nos proponen como modelos a seguir, para desligar el amor del sufrimiento, y para adquirir herramientas que nos permitan disfrutar de nuestras historias de amor, y de nuestras  relaciones afectivas en general. 

OBJETIVOS
  • llevar la teoría a la práctica mediante un proceso de autocrítica amorosa que nos permita cierto grado de coherencia entre nuestros discursos, ideas, sentimientos y comportamiento.
  • desaprender estructuras emocionales obsoletas y  patrones de relación dañinos, y construir otras nuevas con nuestras propias herramientas
  • conocernos mejor a nosotras mismas para poder reinventarnos, mejorar, transformar, evolucionar, enriquecernos, desaprender y aprender a relacionarnos desde otras perspectivas.
  • aportar a la construcción colectiva del conocimiento sobre el tema del amor, los amores, los sentimientos y las emociones.
  •  desmontar el romanticismo patriarcal y reflexionar colectivamente sobre los mitos, los estereotipos, los roles y los mandatos de género que nos limitan a la hora de querernos y de relacionarnos.
  • hacer autocrítica amorosa: trabajo de autoconocimiento, introspección, recorrido por nuestra vida amorosa y sentimental.
  • poner en común conocimientos, experiencias, reflexiones, y herramientas para nuestra vida personal y profesional,
  • tejer nuestra propia utopía amorosa, soñar otras historias de amor, liberar nuestras emociones del patriarcado, inventarnos otras formas de querernos y de relacionarnos.
TEMAS DEL TALLER

Foro 1: Mi separación
Semana 1. El divorcio y las separaciones: la dimensión sexual, afectiva, económica, social, cultural y política de las rupturas. 
Semana 2. Cultura romántica: placer y sufrimiento.
Semana 3. La dependencia emocional, y la importancia del amor en nuestras vidas.

Foro 2: Sufrir menos...
Semana 4. Autocrítica amorosa y auto-reconocimiento
Semana 5: Desmitificando al amor romántico
Semana 6: Desmontando el amor romántico

Foro 3: Disfrutar más...
Semana 7: La super mujer posmoderna; el mito de la superwoman.
Semana 8: Qué bonito es el amor
Semana 9: Empoderando-me/nos

Foro  4: Otros amores son posibles
Semana 10: Otros romanticismos son posibles


METODOLOGÍA

Este taller está basado en 2 ejes: el trabajo individual y el trabajo colectivo. 
Ambos se pueden realizar en el horario que deseéis, pues podéis acceder al taller en cualquier momento del día o de la noche para participar en los foros. No hay horas fijas, de modo que cada alumna puede organizarse a su manera y trabajar a su ritmo.

 el trabajo individual:

 -Ejercicio de la semana: consiste en conectar con nuestras emociones y trabajar a diario con las preguntas que llevaremos en el bolso a todas partes y que podremos compartir con vecinos y vecinas, compañerxs de trabajo, amigas, familiares o pareja. Después escribiremos acerca de este trabajo personal de reflexión, y lo compartimos para la reflexión colectiva sobre el tema de la semana.
-Materiales para trabajar: cada semana tendréis lecturas y vídeos para inspiraros, y para profundizar en vuestro trabajo individual. Este apartado está pensado para las Señoras que quieran dedicar más horas semanales al trabajo individual. Además podréis subir materiales vuestros para compartir con las compañeras. 
- En la Biblioteca del Amor, encontrareis libros y artículos en pdf, enlaces, entrevistas, documentales, vídeos, y recursos para descargar, comentar y debatir.

  el trabajo colectivo

-el Foro de la Semana es el espacio en el que pondremos en común con las compañeras las reflexiones, dudas, experiencias y el trabajo que hemos estado llevando a cabo durante la semana.
- Tres chats que tendrán lugar al inicio, a la mitad y a final del Taller.
Disfrutaremos también del Foro de las Señoras, un espacio para comunicarnos a diario, aconsejarnos unas a otras, desahogarnos, compartir reflexiones, comentar novedades, y hablar con las compañeras de los temas que nos apetezcan. 


ENFOQUE

Construcción del conocimiento colaborativo: La metodología del curso está basada en la idea del conocimiento colaborativo: conoceremos nuestra cultura amorosa desde una perspectiva crítica, trabajaremos juntas en análisis y reflexiones sobre los temas propuestos, y construiremos colectivamente herramientas para liberar nuestros sentimientos y aprender a disfrutar del amor.

Autocrítica y análisis multidisciplinar Trabajaremos desde la autocrítica individual y el análisis colectivo desde un enfoque multidisciplinar, multidiverso y queer. La idea es despatriarcalizar los sentimientos y liberarnos de toda la carga que nos hace sufrir y nos impiden construir relaciones bonitas, igualitarias, basadas en el amor. Durante el curso la diversidad de orientaciones sexuales y afectivas nos permitirá comprender la complejidad del amor romántico, que trabajaremos desde la individualidad y con las compañeras.

Además...

Todas las alumnas estarán suscritas gratuitamente al Laboratorio del Amor, un espacio permanente de trabajo colectivo en torno a los Estudios del Amor.
Señoras que... dejan de sufrir por amor. 7ª edición. ABIERTA CONVOCATORIA

En esta página podrás leer las opiniones de alumnas que han disfrutado del taller con Coral Herrera:


Más información e inscripciones en la página del taller de Relatoras. 







30 de abril de 2015

El Laboratorio del Amor





El Laboratorio del amor es una red de trabajo internacional en torno a los estudios sobre el amor, un espacio para reflexionar individual y colectivamente sobre nuestra cultura amorosa bajo el lema "Lo romántico es político" y con la filosofía basada en la idea de que "Otras formas de quererse son posibles".

El Laboratorio coordinado por Coral Herrera Gómez lleva un tiempo funcionando como un espacio de trabajo para las alumnas de los talleres de "Señoras que... dejan de sufrir por amor", y ahora lo abrimos al público para todas las mujeres que quieran unirse al trabajo de deconstrucción y construcción que estamos haciendo en torno a los afectos, el erotismo y la sexualidad, las emociones y los sentimientos. 

Somos mujeres diversas en edades, nacionalidades, profesiones y orientaciones sexuales, pero a todas nos une el objetivo común de pensar, repensar y reinventar los amores y los romanticismos. Tenemos una Biblioteca del Amor y unos fotos temáticos en los que analizamos, debatimos, compartimos información y recursos, y construimos herramientas colectivamente.  También tenemos un espacio de acompañamiento para tratar temas personales: es un lugar de escucha activa en el que las Señoras podemos compartir nuestras experiencias, escucharnos las unas a las otras, desahogarnos, aconsejarnos, reírnos juntas, y acompañarnos en los procesos que estamos viviendo en el presente (enamoramientos, rupturas, duelos, momentos difíciles, etapas de cambio y transformación...).




Cuándo: 25 de Mayo 2015
Cuánto: 9.99 euros al mes.


  



¿Qué es el Laboratorio del Amor?

  • Un espacio de trabajo colectivo en torno a los estudios sobre el amortrabajamos en Foros en los que hablamos sobre temas específicos, cada mes os propondré uno nuevo, y vosotras también podréis lanzar temas para debatir con las compañeras. 
  • Un espacio de conocimiento e intercambio de recursos e información: tenemos una estupenda Biblioteca con bibliografía, vídeos, libros en pdf, imágenes, artículos, enlaces, entrevistas, documentales, blogs y webs de interés, podcasts y audios, etc.
  • Un espacio de acompañamiento: en el Foro de Señoras  hablamos sobre nuestras cosas personales, compartimos dudas, pedimos consejo, nos desahogamos, compartimos los procesos personales de cada una, y echamos una mano en lo que podemos: es el espacio más sororario en el que nos expresamos con libertad, en un ambiente de confianza y privacidad. 
  • Un espacio de creación colectivo: en el Blog de las Señoras podréis subir todo el material que sea de vuestra propia cosecha: textos, poemas, ensayos, relatos, cartas, dibujos, canciones... y enriquecer vuestros posts con música, imágenes, vídeos o links interesantes. Será un espacio para crear con total libertad, sin miedo a ser juzgadas o criticadas, con generosidad para mostrarnos y para compartirnos.

¿Cuántas horas a la semana requiere mi participación en el Laboratorio?
  • El trabajo es flexible y cada participante se conecta cuando lo desea, trabaja a su ritmo y se organiza a su manera. Las únicas citas fijas son los martes en el chat con Coral Herrera y el resto de las compañeras en directo. 

  • Tú decides cuanto tiempo quieres o puedes dedicarle a este proceso de formación permanente. La idea es que puedas trabajar sin agobios, y disfrutando de esta red internacional de mujeres.
¿Quién puede participar?
Este es un espacio inclusivo y diverso en el que cabemos todas: mujeres jóvenes, adultas y mayores, mujeres heterosexuales, bisexuales y lesbianas, mujeres cisexuales y transexuales, mujeres enamoradas, mujeres decepcionadas, solteras, casadas, poliamorosas…  tenemos en común las ganas de conocer mejor nuestra cultura amorosa, de conocernos mejor a nosotras mismas, y de construir herramientas individuales y colectivas para poder disfrutar más de la vida y del amor.


¿Cómo funciona el Laboratorio del Amor?

Conocimiento: Cada mes trabajaremos en un tema específico en los Foros del Laboratorio.

Investigación: en la Biblioteca  del Amor tendremos nuevo material todos los meses. Todas podemos acceder a los recursos y aportar con libros, artículos, audios, entrevistas, reportajes, documentales, música...

Creatividad: En el Blog de las Señoras podremos publicar nuestros textos (poemas, reflexiones, ensayos, cartas, relatos, microrrelatos...)

Acompañamiento: espacio para compartir nuestros temas personales, enriquecer nuestros procesos individuales, pedir ayuda a las compañeras, aconsejarnos unas a otras, desahogarnos y poner en común lo que nos pasa.
Además, también tendréis la posibilidad de disfrutar de sesiones privadas con Coral por chat o por skype si deseáis acompañamiento personalizado en vuestros procesos individuales.



 ¿Qué hacemos las Señoras en el Laboratorio del Amor?

El amor es un proceso de construcción permanente. y nosotras  en este espacio nos dedicamos a:

- Analizar nuestra cultura romántica.

- Reflexionar sobre nuestras formas de querernos y de organizarnos.

- Destripar mitos del romanticismo patriarcal.

- Aprender a gestionar emociones.

- Hacer frente a los miedos propios y los colectivos.

- Visualizar las ideologías que atraviesan nuestras emociones y sentimientos.

- Liberarnos de las represiones emocionales y sexuales que heredamos a través de la educación.

- Cuestionar las estructuras antiguas e inventarnos otras nuevas para         relacionarnos con nuestro entorno.

- Poner en común experiencias personales.

- Acompañarnos en el proceso individual que cada una llevamos a cabo.

- Construir herramientas que nos hagan sufrir menos y nos permitan disfrutar más de los afectos y las relaciones.




Pronto tendréis más info aquí y en Campus Relatoras,
¡empezamos el 25 de mayo!